¿Cómo elegir un CityCar ideal para ti?

Jueves 10 de Agosto 2017
Damos un breve vistazo a los distintos aspectos que debes considerar antes de comprar el citycar que te acompañará en cada camino.

Ya tomaste las dos decisiones más importantes. La primera fue, por supuesto, comprar un auto nuevo. Luego, te jugaste por las ventajas del citycar, evidentes para cualquiera que alguna vez haya tenido problemas buscando un estacionamiento. Ahora llega el momento de zanjar de una vez por todas qué modelo te acompañará por los siguientes años.

Pero, ¿cómo saber en qué fijarse a la hora de elegir tu nuevo citycar? Te ayudaremos entregándote algunos conceptos a tener en cuenta.

Es el auto, no la marca
Es comprensible ir detrás del respaldo que ofrece una marca de renombre, pero también debes tener claro que cada marca desarrolla una amplia gama de estilos, modelos y versiones, por lo que no es raro que el citycar más conveniente para ti no sea el de la marca que suponías al comienzo de tu búsqueda.

Aspectos técnicos

Precaución 1: enciende las luces
Un dato interesante de tener en cuenta, por ejemplo, es el del peso total del auto dividido por los caballos de fuerza de su motor, es decir, su potencia. Esta ecuación no debería ser mayor a 12 kg por cada caballo de fuerza, lo que garantiza una conducción ágil y una sensación liviana.

Sobre el mismo tema, recomendamos sacar al auto a dar una vuelta, a ver cómo se comporta. Aún sin dominar conceptos avanzados de mecánica, podrás notar si el candidato a convertirse en tu nuevo citycar alcanza una velocidad constante y cómoda sin que sea necesario presionar demasiado el acelerador.

Qué viene incluido y qué no
Muchos autos, especialmente los que están en el rango de precios más económicos, llegan a ser muy baratos, pero en versiones específicas que pueden no incluir elementos como aire acondicionado o elementos de seguridad con los que es bueno contar al manejar un auto de tamaño pequeño. Puede que al añadir los airbags o un sistema de frenado especial, el precio no sea tan irresistible.

Ya de lleno en esta área, es importante que seas tú mismo quien tenga claro cuán importantes son las distintas ventajas en juego. ¿Te gusta la tecnología? ¿Es primordial para ti la integración del auto con tu teléfono? ¿O eres de los que le asigna más valor a un interior espacioso?

Precaución 3: dale espacio a los otros autos
Después de salir a recorrer las calles en tu test-drive, sugerimos ocupar también los lugares de los demás pasajeros y ver qué tan cómodo se viaja en los asientos traseros. Si tu familia o tus amigos prefieren la locomoción colectiva para ir más cómodos, es señal de que el interior de tu citycar no los trata tan bien como a ti. Por ejemplo, una pregunta simple: ¿cabe una silla de bebé en tu citycar?

Los gastos invisibles
Ten siempre en mente que no sólo pagarás por llevar el auto a tu casa, o al estacionamiento más cercano a tu casa. También tendrás costos asociados como reparaciones, mantenciones y permisos de circulación, por lo que es bueno invertir un poco de tiempo en descubrir cuáles son las cifras estimadas que vienen con ese modelo que te está tentando.

La conclusión es tuya
Como en tantos casos, el que debe escoger eres tú. Nadie sabe mejor que tú si es más importante un maletero espacioso para cargar muchas cosas en cada viaje a la playa, o la conectividad necesaria para crear un pequeño oasis en el que tú y tu pareja olviden el estrés que los rodea cada tarde al salir de la oficina.

De cualquier forma, te invitamos a que resuelvas todas tus dudas y pruebes por ti mismo qué citycar se siente como el correcto, el definitivo. ¿Dónde? En cualquier sucursal de la red de concesionarios Derco a lo largo de Chile. Lo demás será manejar por la ciudad con una sonrisa en la cara.