Uso del cinturón de seguridad: funcionamiento y consejos

El uso de los cinturones de seguridad para autos salva muchas vidas. Aprende todo sobre su funcionamiento y cómo repararlos cuando se traban.
Uso del cinturón de seguridad: funcionamiento y consejos

De acuerdo con estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 1,35 millones de personas mueren anualmente en accidentes de tránsito. Situación preocupante donde uno de los factores de riesgo es la no utilización de los mecanismos de seguridad del vehículo.

El uso del cinturón de seguridad, señalan las mismas cifras, disminuye entre un 45% y un 50% el riesgo de defunción y traumatismos graves de los ocupantes delanteros de un auto, y en un 25% el de los pasajeros en los asientos traseros. De ahí la importancia de saber cómo funciona el cinturón de seguridad y cómo repararlo en caso de que presente fallas.

¿Cómo funciona el cinturón de seguridad?

Los cinturones de seguridad para autos llevan unos pretensores que, en caso de colisión o frenada fuerte, se activan para retener al pasajero y evitar que se golpee contra lo que tiene enfrente.

¿Y cómo funcionan dichos pretensores?

Los primeros cinturones de seguridad para autos empleaban un sistema mecánico compuesto por guayas y poleas que, en caso de choque frontal, usaban el desplazamiento dirigido del motor por debajo del habitáculo para tensar los cinturones y retener al pasajero.

Actualmente, gran parte de los sistemas son pirotécnicos y funcionan de modo similar al de los airbags: un sensor de colisión detecta el choque o vuelco del vehículo y, en consecuencia, detona una pequeña carga explosiva que produce un gas que al expandirse dentro de un cilindro acciona un émbolo unido al anclaje del cinturón para retraerlo y tensarlo. Luego, libera progresivamente la tensión para evitar lesiones o atrapamientos.

Por supuesto, el uso del cinturón de seguridad arroja buenos resultados solo cuando se usa de forma adecuada. Por lo tanto, siempre debes colocártelo bien y asegúrate de que el ajuste y la placa de enganche queden perfectamente acoplados.

Así mismo, si el dispositivo no recoge o está trabado debes arreglarlo cuanto antes.

Cómo reparar cinturón de seguridad que no recoge o está trabado

El carrete es la parte del mecanismo donde se guarda el cinturón. Generalmente, cuando este se traba o no recoge, el problema se encuentra en este componente. Para corregirlo, tienes que limpiar muy bien el carrete con una escobilla o cualquier otro elemento que te permita remover polvo y demás suciedad.

Luego, aplica silicona líquida o algún otro lubricante para cinturones, tanto en el carrete como a lo largo del cinturón. La idea es lubricar el sistema para facilitar su deslizamiento.

¡Listo! Ya sabes cómo arreglar cinturón de seguridad trabado o que no recoge.

Si la falla persiste, debes verificar que el carrete esté bien adherido a la lámina del vehículo y que se encuentre en posición vertical. Cualquier desajuste puede impedir el correcto deslizamiento del cinturón.

En todo caso, aun cuando sepas cómo reparar cinturón de seguridad que no recoge o está trabado, siempre es prudente dejar en manos de un experto cualquier reparación que implique desmontar el sistema. Recuerda que de su correcto funcionamiento depende en gran parte tu vida y la de los demás ocupantes del vehículo en caso de accidente.

Además, saber cómo arreglar cinturón de seguridad trabado no siempre te garantiza dejar el dispositivo funcionando en óptimas condiciones, por lo menos en lo que respecta a pretensores y ajustes. Lo conveniente es que te acerques a un centro especializado en el tema.