Cómo desempañar los vidrios del auto y cómo limpiarlos

Descubre cómo desempañar los vidrios del auto, si está lloviendo o no, qué productos e implementos utilizar, y qué errores comunes debes evitar.
Cómo desempañar los vidrios del auto y cómo limpiarlos

Un parabrisas sucio, mojado o empañado, puede ocasionar fácilmente un accidente de tránsito. Por esta razón, especialmente en épocas frías y húmedas, es importante que sepas cómo desempañar los vidrios del auto y cómo limpiarlos cuando están sucios.

¿Por qué se empañan los vidrios del vehículo?

Antes de saber cómo desempañar los vidrios del auto sin aire acondicionado o cómo hacerlo con el aire encendido, es importante conocer las razones por las que sucede este fenómeno. Básicamente, esto sucede por dos razones:

  • La humedad se acumula en el interior del vehículo y es mayor a la del exterior.
  • La temperatura de los vidrios es demasiado baja respecto a la externa.

Los vidrios se encuentran en contacto con las condiciones internas del habitáculo, al mismo tiempo que con el ambiente externo. Cuando existe una diferencia importante entre las condiciones internas y externas, se produce ese vaho condensado, es decir, se empaña.

Cómo desempañar los vidrios del auto

1. Usa el aire acondicionado o calefacción

Debes evaluar cuál es la mayor o menor temperatura, y en qué espacio hay mayor o menor humedad. Dado que no puedes controlar el medio ambiente y el clima, tienes que adaptarte si tus vidrios se empañan.

Enciende el aire acondicionado si afuera el clima es húmedo y frío. Lo ideal es que este apunte hacia el cristal para que la temperatura de este se equilibre con la externa. Igualmente, si el clima es seco y cálido, puedes encender la calefacción, apuntando hacia los cristales y cerrando las ventanillas.

2. Abre las ventanillas del auto

Si tu auto no cuenta con un sistema para regular la temperatura, puede que te preguntes: ¿cómo desempañar los vidrios del auto sin aire acondicionado? El método más sencillo es abriendo las ventanillas. Esto permitirá que la humedad y la temperatura del habitáculo sea igual a la del ambiente.

En este sentido, es importante acotar que no tienes que abrirlas por completo, pues si está lloviendo se mojará el interior del auto. Puedes abrirlas un poco para equilibrar las condiciones externas e internas de temperatura.

3. Disminuye la condensación con remedios caseros

Papas: una papa cruda a la mitad, frotada sobre el interior y exterior del parabrisas antes de salir, disminuye la condensación. Esto se debe al almidón que contiene, capaz de absorber el agua y evitar que produzca ese vaho que empaña.

Vinagre: el vinagre blanco mezclado con agua también puede ser un aliado para desempañar los cristales. Aplica la solución de un chorrito de vinagre en un litro de agua sobre un papel de periódico humedecido y frota ambas superficies del cristal. Además, en el siguiente apartado sobre “cómo limpiar los vidrios de mi auto”, aprenderás otra utilidad que tiene este producto.

Gel de sílice: toma un puñado de estas pequeñas esferas y colócalas en una bolsa de tela de algodón. Este producto evita que se produzca humedad y que se condensen los cristales. De hecho, es comúnmente utilizado en bolsos, zapatos y hasta en la caja de arena del gato.

Cómo limpiar los vidrios de mi auto

1. Elimina el polvo

Toma un paño de tela suave o un plumero, y remueve el polvo que se acumula sobre los vidrios. Evita verter agua sobre los cristales sin antes haber realizado este paso previo. De esta manera, evitarás que se mezcle el polvo y el agua, que serán más difíciles de eliminar.

2. Limpia con agua y detergente

En el mercado puedes encontrar una variedad de productos de limpieza para vidrios. No obstante, también puedes optar por una solución de agua (1 litro), detergente líquido (una medida) y vinagre (4 cucharadas). Vierte la solución en una esponja suave y limpia la superficie de los vidrios.

3. Deja que seque naturalmente

Muchos acostumbran a utilizar paños secos, papel de periódico y otros implementos para secar los vidrios. Sin embargo, lo más recomendable es dejar que sequen de forma natural. Lo importante es que estaciones el vehículo bajo sombra durante su tiempo de secado.

Con todos estos consejos ya puedes viajar cómodo y seguro, y evitar que los cristales se empañen o se ensucien.