Cómo revisar el agua del auto

Aprende para qué sirve el depósito de agua del radiador, qué función cumple y cómo revisar el agua del auto en la frecuencia adecuada.
Cómo revisar el agua del auto

Una de las revisiones más importantes que todo conductor debe hacer, tiene que ver con los líquidos de su vehículo. Revisar el agua de tu auto o refrigerante te ayudará a evitar cualquier inconveniente y a mantener tu seguridad al volante.

Por eso, a continuación, aprenderás para qué sirve el depósito de agua del radiador y cómo revisarlo paso a paso.

Para qué sirve el depósito de agua del radiador

Debes saber que todo motor depende de un sistema de refrigeración para trabajar a una temperatura adecuada, el cual en la mayoría de los vehículos está compuesto por un radiador, una bomba y un depósito de agua. En este último, se suele utilizar líquido refrigerante, en vez de agua para radiador, ya que es más efectivo al momento de bajar la temperatura y reducir la corrosión.

Adicionalmente, el radiador posee tubos en paralelo que cuentan con un sistema de aletas para disipar el calor. Este sistema recibe el agua caliente que viene del motor y lo enfría con aire que circula alrededor de los tubos con las aletas. Luego, la bomba envía el agua fría de vuelta al motor.

Para que este proceso funcione correctamente, es necesario que la refrigeración tenga el nivel de agua para radiador adecuado. Sin embargo, con el paso del tiempo, el líquido puede evaporarse. El depósito de agua garantiza que el nivel de líquido del sistema se mantenga durante más tiempo.

Cada cuánto revisar el agua del auto

Algunos fabricantes recomiendan hacer el cambio de refrigerante a los 50.000 kilómetros. Pero este periodo puede cambiar, dependiendo de la marca y el modelo de tu vehículo. Por esta razón, es muy importante que revises el manual del fabricante y consultes con tu servicio técnico, para saber cada cuánto revisar el agua del auto.

Sin embargo, es una buena práctica preventiva que verifiques el nivel del agua cada 20.000 km. De esta manera, te aseguras de detectar a tiempo si el nivel está bajo. Igualmente, debes hacerlo si notas que el indicador de temperatura suele aumentar más de lo normal cuando conduces.

Observa, además, si tu auto deja un charco de agua cuando lo dejas estacionado. Si esto te ocurre, no es una mala idea que revises cada semana su nivel. ¿Por qué razón?  Existe la posibilidad de que el sistema de refrigeración tenga una fuga y el agua se pierda más rápido de lo normal.

Cómo revisar el agua del auto

Antes de revisar, es importante que te asegures de que el motor del auto esté completamente frío para evitar quemaduras. Luego, debes abrir el capó del vehículo y buscar el tapón del depósito de agua. Suele ser semi transparente y tiene, por lo general, una señalización de no tocarlo cuando el auto esté caliente.

Después, puedes buscar si el depósito tiene indicaciones en su interior o exterior de los límites de agua mínimos y máximos. Finalmente, observa si el nivel del agua está dentro de los niveles indicados. De no ser así, agrega refrigerante si es necesario.

No obstante, es recomendable que tengas siempre una botella con refrigerante en la maleta para emergencias en la carretera. Ten en cuenta que debes añadir el líquido con cuidado, ya que lo que derrames sobre las piezas del motor puede oxidarlo con el tiempo.

Un dato importante: si no cuentas con líquido refrigerante no conviene echarle agua potable al radiador, sino que agua desmineralizada ya que contiene un grado menor de dureza.

No revisar el nivel de agua del auto puede generar daños innecesarios al radiador, al motor e incluso hacer que el auto se recaliente y se apague en plena vía. Pero ahora que sabes cómo revisar el agua del auto, ponlo en práctica para que tu motor siempre funcione de forma correcta.