¿Qué pasa si un auto está parado mucho tiempo?

Durante el tiempo de restricción vehicular o emergencia sanitaria, uno de los problemas a los que se enfrentan los propietarios de autos es el no poder sacarlo a circulación. Si bien algunas personas creen que no hay que preocuparse por el mantenimiento del auto mientras no lo usen, la verdad es que es muy importante aprender a cuidar el auto cuando no lo utilizas durante períodos prolongados de tiempo.

¿Qué pasa si un auto está parado mucho tiempo?

En situaciones donde tu auto debe permanecer totalmente parado durante varios días, aspectos como su sistema eléctrico, el motor y hasta los neumáticos pueden perjudicarse debido a que no se encuentran en movimiento. Los daños pueden afectar el buen funcionamiento de tu vehículo incluso si llevas en orden todos sus mantenimientos. Por consiguiente, lo mejor que puedes hacer es aprender todo sobre cómo cuidar un auto en situaciones donde no puedas utilizarlo. Lee los siguientes consejos y aplícalos para evitar daños en tu vehículo.

1. Desconectar la batería

La batería es el corazón del sistema eléctrico y gracias a ella es que puede funcionar el equipamiento interno como la radio, el aire acondicionado, los sistemas de alerta y de ayuda al conducir, entre otros elementos. Pero, al no poder hacer uso de tu vehículo, necesitas cuidar la fuente de la energía y la recomendación para ello es desconectar el borne negativo de la batería, siempre y cuando tengas las herramientas necesarias. De esta forma, evitarás fugas de electricidad o la descarga total de la batería.

2. Arrancar el motor semanalmente

Poner en marcha el motor es una manera de cuidar el auto en situaciones en las que no pueda utilizarse durante mucho tiempo. Aunque sea un paro de algunas semanas, activar el funcionamiento mecánico de tu vehículo puede ser de gran ayuda. Recuerda que para la puesta en marcha del motor es necesario conectar la batería del auto, esto igual funcionará para mantener en buenas condiciones el sistema eléctrico, pues te permitirá comprobar que todo vuelva a trabajar de forma correcta, además de que así estimulas la carburación en el vehículo.

3. Nivel óptimo de líquidos

Tu auto cuenta con diversos líquidos que necesitan ser cambiados para que siga funcionando sin ningún problema. Estos líquidos son el combustible, el aceite para el motor, el anticongelante y el aceite para frenos. Respecto a estos, lo que debes verificar es que se encuentren en un nivel óptimo, por lo que al hacer una revisión de cada depósito debes comprobar que están en el nivel recomendado y, en caso de que falten, rellenar hasta el punto óptimo.

4. Infla los neumáticos en un nivel superior

Introducir una mayor cantidad de aire en las llantas no es una recomendación cuando se utiliza el auto porque puede hacer que estas revienten y se genere un accidente. Sin embargo, inflar los neumáticos con un nivel mayor a lo habitual es una práctica que puede ayudar a evitar que la rueda quede plana, soportando el peso de todo el auto, con lo que puede deformarla en el tiempo. Un aspecto adicional para el cuidado de los neumáticos es cómo dejar estacionado un auto, ya que el dejarlo en un piso inestable también podrá dañar las gomas de las ruedas. En este caso, puedes buscar una zona limpia, sin bordes, y mover tu auto hacia adelante o atrás para no dejar en la misma posición las llantas, evitando así su deformación. Sin duda, conocer qué pasa si un auto está parado mucho tiempo te puede ayudar a cuidar tu inversión, alargar su vida útil y aprovechar el buen estado de tu vehículo, ya que los desperfectos y posibles daños podrían ser irreversibles en el motor. Por esa razón, debes aprender cómo cuidar un auto durante situaciones donde no puedas sacarlo y utilizarlo, aunque la mejor sugerencia será acudir al servicio mecánico cuando puedas volver a salir con el fin de comprobar que tu vehículo se encuentra en perfectas condiciones.
ver terminos legales