Autos orientales y su evolución

Miércoles 11 de Julio 2018
Hoy día, países como China, Japón y Corea del Sur han logrado un progreso espectacular en la industria automotriz. En 2006, China se convirtió en el país de mayor fabricación de vehículos y en 2009 superó a Estados Unidos.

Hoy día, países como China, Japón y Corea del Sur han logrado un progreso espectacular en la industria del auto. En 2006, China se convirtió en el país de mayor fabricación de vehículos y en 2009 superó a Estados Unidos. El año pasado varias marcas japonesas, entre ellas Suzuki, estuvieron entre los 10 primeros lugares del ranking mundial de fabricantes de vehículos.

Una historia llena de esfuerzos y aprendizajes

Las empresas chinas han adquirido una gran experiencia en la fabricación de automóviles, gracias a sus alianzas estratégicas con empresas extranjeras. En el pasado, el gobierno chino impuso reglas a la participación de empresas extranjeras en su mercado, lo que contribuyó a que se obtuviera una importante transferencia de conocimiento y tecnología por parte de sus socios externos.

El éxito de China en la producción de autos se debe a diversos factores, como las medidas proteccionistas adoptadas por el gobierno, el desarrollo de nuevas tecnologías, proyección hacia el futuro, alianzas con otros países, y la inversión en materiales para la producción de automóviles.

En 2016 China se ubicó como el país con mayor parque de coches eléctricos y el más grande del mundo, con casi un tercio de los 2.000.000 de autos a nivel mundial. China ha apostado por la inversión del coche eléctrico, y espera convertirse en el líder de esta área y también, en el futuro cercano, de la conducción autónoma.

Una nueva era de coches eléctricos

Fabricantes nacionales e internacionales están preparando una oleada de lanzamientos de híbridos enchufables y eléctricos puros para 2019. La venta de este tipo de vehículos tuvo un incremento de un 53% el año pasado en China, y según la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China, por las carreteras de ese país circulan más de un millón de autos eléctricos.

Se formó una gran alianza china (FAW, Dongfeng, Chongqing Changan) para desarrollar de manera conjunta vehículos eléctricos. Con la inversión y tecnología de estas empresas esperan expandir sus ventas al extranjero.

Autos orientales en Chile

Hace poco más de una década los vehículos chinos llegaron a transitar por las calles de Chile, convirtiéndose, con el paso de los años, en algo natural del país. Ha sido un camino complejo y lleno de retos para estos fabricantes asiáticos, a fin de posicionarse en un mercado con alternativas reales para las familias chilenas, profesionales y emprendedores.

Estos vehículos prometieron la misma calidad a un precio menor, con lo cual lograron hacerse un espacio en el mercado chileno y ganarse la confianza de los clientes. De este modo, ya el año 2013 lograron obtener un 11% del total de ventas de automóviles nuevos en el país.

Al principio la oferta se enfocaba primordialmente en citycars, sedanes compactos y autos comerciales ligeros, una alternativa para los vehículos usados, pero hoy es completamente distinto, pues los chilenos lucen orgullosos modelos de autos SUV, camionetas, sedanes cada vez más sofisticados, motores turbo y prestaciones automáticas, entre otros.

Debido al avance de la tecnología, factores medioambientales e importantes inversiones de la industria oriental automovilística, no sorprende que se experimenten grandes cambios en este campo. Actualmente, se visualiza un mayor auge en el vehículo eléctrico, pues cumple con las necesidades de los usuarios, reduce la contaminación acústica y resulta más amigable con el medio ambiente.