Cómo manejar un auto mecánico

Aprende algunos consejos y tips para manejar auto mecánico por primera vez, y la función de cada componente en este tipo de vehículos.
Cómo manejar un auto mecánico

Al situarte en el asiento del piloto de un auto mecánico tendrás cerca varios elementos: a tus pies, 3 pedales; en uno de los costados una palanca y al frente un volante. ¿Cómo puedes usar estos mecanismos para poner en marcha el vehículo?

Aunque lo recomendable es realizar un curso de manejo para que puedas adquirir los conocimientos necesarios para una conducción segura, a continuación, aprenderás los conceptos básicos acerca de cómo manejar un auto mecánico por primera vez.

Cómo manejar un auto mecánico por primera vez

Antes de comenzar de lleno, es importante que sepas para qué sirve cada pieza involucrada en la conducción. Por ejemplo, la palanca de cambios efectúa la sincronización de relaciones en una caja de velocidades.

En los autos mecánicos, cada relación lleva un número (1,2,3,4, 5 y R de reversa) y el conductor es quien se encarga de activar cada una. Esta es la principal diferencia con los autos automáticos, cuyos cambios de velocidad se efectúan con tan solo pisar el acelerador.

A tus pies, el pedal de la derecha es el acelerador. En la medida que lo presiones la velocidad de marcha irá aumentando. El pedal intermedio es el freno -cuya función es inferida- y el último pedal a la izquierda es el embrague. Este es el que presionas al momento de realizar cada cambio de relación numerada.

Cómo manejar un auto mecánico paso a paso

Siguiendo esta guía aprenderás algunos tips para manejar auto mecánico en muy poco tiempo. Con unas cuantas sesiones de práctica lograrás dominar la palanca y el embrague.

1. Antes de encender el auto

Debes asegurarte de que todo se encuentre en orden. La palanca de cambios, por ejemplo, debe estar en posición neutra. Y una palanca más pequeña –el freno de mano– debe estar accionada en su posición. Por medidas de seguridad mantén siempre presionado el pedal de freno hasta el momento de partir.

2. Enciende el vehículo

Manteniendo el pedal de freno presionado y una mano al volante, baja el freno de mano para desactivarlo. Presiona el pedal de embrague a fondo y con la palanca, posiciónalo en la primera velocidad.

3. Ponte en marcha

Poco a poco, sube el pedal del freno y el del embrague también. Nunca subas el pedal de freno más rápido que el del embrague pues el auto se te apagará. Notarás que el vehículo comienza su marcha a velocidad leve. En lo sucesivo, si quieres alcanzar mayor velocidad, debes dejar de presionar el embrague y pisar el acelerador.

4. Cambia las velocidades

En el tablero verás las revoluciones por minuto del motor (RPM). Al alcanzar las 3000 revoluciones debes cambiar la velocidad con la palanca a la próxima. Para hacerlo debes -nuevamente- pisar el embrague, colocar velocidad con la palanca y dejar de presionar el embrague suavemente. Este ciclo se repetirá para las demás velocidades.

5. Al disminuir la velocidad o parar

Mientras disminuyes la velocidad, tendrás que posicionar la palanca de cambios en las relaciones numéricas más bajas que correspondan. Al hacerlo, siempre tendrás que pisar el embrague. Ahora bien, para detener la marcha totalmente, debes pisar el embrague a fondo y después el freno. Para volver a iniciar la marcha, debes comenzar por la primera velocidad.

¿Qué no hacer al momento de conducir un auto mecánico?

Dentro de las sugerencias para conducir un auto mecánico existen varias acerca de lo que no debes hacer al momento de la conducción, como:

Apoyarse en la palanca de cambios

Muchos conductores con poca experiencia usan la palanca de cambios como descanso para apoyar la mano mientras el auto se encuentra en movimiento. Mala idea, ya que este hábito acciona el mecanismo sincronizador, lo que provoca el desgaste anticipado de sus componentes internos. Si fallan producen ruido, dureza al cambiar las marchas o puede que derechamente no puedas hacerlo.

Esperar los semáforos con el pie en el embrague

Debes considerar que, como la mayoría de los componentes de tu vehículo, el embrague tiene una vida útil. Si lo presionas en "tiempos muertos" -como la espera de que el semáforo cambie a verde, por ejemplo- provocarás el desgaste anticipado y desperfectos que te harán tener más de un dolor de cabeza.

Encender el motor y acelerar al instante

Por mucha prisa que tengas, debes evitar hacer esto. ¿Por qué? Lo ideal es que esperes al menos 10 segundos antes de acelerar para que el aceite lubrique los componentes del motor y llegue a la temperatura correcta. Así, evitarás desgaste e idas frecuentes al servicio mecánico.

Mover la dirección con el auto detenido

Piensa en esto: las ruedas y la suspensión deben soportar al menos una tonelada (son pocos los modelos de autos que pesan menos de 1.000 kilos). Por ende, si usas el volante en forma inadecuada, es posible que las gomas se deformen y las suspensiones se desequilibren.

Sigue estos tips para manejar auto mecánico y pronto serás tú quien enseñe a otros cómo manejar un auto mecánico.