Consideraciones antes de comprar un SUV

Como toda compra, adquirir un SUV merece que consideres ciertos aspectos que estarán presentes en su conducción.

Principalmente, debes evaluar que al transitar con estos autos puede que tengas problemas al necesitar estacionamientos amplios producto de sus mayores proporciones.

Por otra parte, existen vehículos utilitarios deportivos que tienen especificaciones técnicas que podrían potenciar su comportamiento para ciertos tipos de caminos, como off road, ciudad, nieve o lluvia. Al respecto, y según tus necesidades, tienes que avaluar si tu auto tendrá una tracción 4x2 o 4x4.

¿En qué se diferencian? Un vehículo 4x4, como su nombre lo indica, tiene una tracción en las cuatro ruedas. En cambio, un 4x2 sólo en dos de las cuatro.

Cuando pienses en esta variable, ten en cuenta que un sistema de tracción completo le otorga una mayor estabilidad al auto, lo que confiere una gran capacidad para ir en todo tipo de caminos.

El 4x2, por su parte, conviene cuando las rutas frecuentes no exigen mayores ascensos y descensos, por ejemplo, y cuando se quiere conseguir un consumo de gasolina menor.

Otra de las consideraciones importantes atañe al tipo de caja de cambios: manual o automática. Aunque depende mucho de tu estilo como conductor y tus gustos, en términos de conveniencia, los SUV automáticos son más funcionales que uno con transmisión manual.

¿Por qué? Suele ser más resistente al maltrato y a las exigencias de un camino difícil de transitar. Adicionalmente, son autos que entregan una conducción cómoda e integran una serie de tecnologías pensadas para este tipo de transmisión.

Sin embargo, no descartes completamente la transmisión manual, ya que con esta puedes lograr el comportamiento del vehículo que deseas y sus reparaciones resultan más baratas que en los SUV automáticos.

La elección en una última instancia la tienes tú, lo importante es que hagas una compra inteligente, es decir, completamente informado.

ver terminos legales