6 errores al comprar un auto nuevo

Todos los días alguien toma la decisión de comprar un vehículo nuevo. De hecho, la Asociación Nacional Automotriz de Chile, en su informe sobre el mercado automotor reveló que para el cierre de 2019 se contabilizaron 372.878 nuevos vehículos vendidos. Y las razones para comprar un auto nuevo pueden ser muchas, desde la necesidad de hacer un cambio, hasta el ajuste del presupuesto a la situación económica actual, o incluso, para tener la posibilidad de ahorrar en consumo y rendimiento con un modelo de mayor gama. Con todo, muchas personas cometen errores en la compra de vehículos. Conoce los más importantes a continuación y descubre cómo evitarlos.

1. No haber definido su uso

Antes de comprar un auto nuevo, debes preguntarte: ¿Qué necesitas realmente? De esta forma podrás anteponer tus necesidades sobre los caprichos. Actualmente existen una gran cantidad de automóviles: Debes pensar cuál será su uso, si pretendes realizar viajes familiares, por ejemplo, necesitarás mucho espacio; si lo usarás a diario para ir al trabajo, tal vez te convenga un vehículo pequeño, fácil de aparcar y de mover por la ciudad. Es decir, debes elegir el auto que mejor se adapte a tus necesidades.

2. No pensar en quién lo usará

Justo después de definir el uso que le darás, debes definir quién usará el auto. No es lo mismo la compra de vehículos que sirvan para cualquier miembro de la familia y requieran espacio, que la compra de un automóvil personal. Si el vehículo es para ti, siéntete libre de elegir lo que más te convenga, pero si estás pensando en compartirlo con tu familia, deberás elegir algo que se adapte a todos los que lo conducirán.

3. No pensar en su rendimiento

Este es uno de los errores más cometidos durante la compra de vehículos, y es que es muy fácil dejarse llevar por un modelo atractivo y no pensar en el rendimiento. Primero que todo, el rendimiento se define como la relación promedio entre un kilómetro recorrido y el combustible consumido. Este rendimiento también varía según el peso o el tamaño del vehículo, y según el clima y los hábitos de manejo. No conocer el rendimiento impedirá que puedas hacer cálculos sobre el consumo de combustible y el gasto que supondrá, lo ideal será que busques un modelo que tenga un rendimiento adaptado a tu bolsillo.

4. No verificar la disponibilidad de repuestos

Además de elegir un modelo atractivo y un buen motor, antes de comprar un auto nuevo es importante verificar que los repuestos que pueda llegar a necesitar a lo largo de su vida útil, no solo estén disponibles, sino que sean fáciles de encontrar. Uno de los peores problemas a los que puedes enfrentarte es tener el auto averiado y tener que esperar una eternidad para conseguir los repuestos. Por eso es mejor identificar cuáles son los modelos que cumplen con este requisito.

5. No elegir el momento adecuado

¿Sabías que hay buenos y malos momentos para comprar auto nuevo? Pues sí, y salvo una urgencia, es mejor comprar algo tan importante y valioso en el momento adecuado. Buenos momentos son, por ejemplo, durante los CyberDay o durante los lanzamientos de nuevos modelos.

6. No pedir una prueba

Por último, a la hora de comprar auto nuevo, no se garantiza de que el modelo en cuestión será de tu comodidad. Es por ello que más allá de fiarte de las palabras de las referencias externas que obtengas del vehículo, debes probarlo, ya que no es lo mismo revisar reseñas, ver videos o escuchar opiniones, que sentarse detrás del volante y comprobar si este es el modelo que satisface tus necesidades. Para ello, no dudes en preguntarle al vendedor por sus modelos de prueba. Recuerda que antes de comprar un auto nuevo debes saber exactamente cuál será su finalidad y hacer una investigación previa entre marcas y modelos. Ten en cuenta que detalles como comparar precios no están de más, y que conviene conocer bien las especificaciones y equipamiento de cada modelo.
ver terminos legales