Evita estafas: cómo saber si un auto es robado

Descubre cómo saber si un auto es robado, y qué técnicas y acciones prácticas te ayudarán a averiguarlo antes de efectuar la negociación.
Evita estafas: cómo saber si un auto es robado

Entre febrero de 2017 y el primer mes de 2018, 9.976 autos fueron robados en Chile. Algunos son usados para cometer otros delitos y otros son vendidos posteriormente. Por eso, debes estar atento y saber qué ver cuando compras un auto usado.

A continuación, aprenderás cómo saber si un auto es robado, a través de 4 acciones que no puedes dejar de realizar al momento de realizar la compra.

1. Consulta en Carabineros de Chile

Ante la oportunidad de adquirir un vehículo usado, seguramente te has preguntado: ¿cómo puedo revisar si un auto es robado? El primer paso para hacerlo consiste en solicitar el número de la placa del vehículo. Luego, ingresa en la página web de Carabineros de Chile y selecciona el apartado Herramientas. Allí, escoge la opción Consultar placa patente y coloca los datos solicitados.

Al hacer lo anterior, recibirás toda la información sobre el vehículo y si tiene encargo por robo o no. Si descubres que fue hurtado, avisa de inmediato a las autoridades. Corta la relación comercial si el vendedor se rehúsa a darte los datos del automóvil.

No olvides que, si compras un auto robado, no podrás inscribirlo a tu nombre. Además, las autoridades pueden confiscarlo si lo encuentran. De hecho, cualquier persona puede reportar el suyo en Carabineros de Chile.

2. Revisa los datos del vendedor

Realizar la compra en un concesionario oficial y reconocido te dará seguridad. Sin embargo, si lo adquieres con un particular, comunícate directamente con él y no mediante terceros.

Ahora bien, ¿cómo puedo revisar si un auto es robado? Si estás utilizando una página web, una de las formas de hacerlo es revisando la reputación previa del vendedor. Una vez que tengas la información de la persona y del vehículo, consúltalos en el Servicio de Registro Civil. Incluso puedes solicitar un Certificado de Anotaciones Vigentes y verificar que el vendedor tenga el automóvil a su nombre. De este modo, estarás seguro de que realmente es el dueño.

También consulta el precio de mercado de modelos parecidos y en el mismo estado. Si algunas ofertas se encuentran muy por debajo del valor promedio, tienes buenas razones para desconfiar. Y no olvides exigir los datos del vendedor: su nombre, cédula y dirección.

3. Analiza el auto

Si no sabes qué ver cuando compras un auto usado, asegúrate de que las placas patentes sean originales. En algunos casos, los números de la placa están grabados en los vidrios, valida que sean iguales. De igual modo, compara los números del motor y chasis, estos deben coincidir entre sí y con la revisión técnica.

Por otro lado, el kilometraje recorrido debe relacionarse con el uso del vehículo que mencionó el vendedor. Por supuesto, revisa todo el auto y pruébalo para cerciorarte de que está en el estado prometido. En este sentido, conviene que te asesores previamente a través de información relativa para comprar un auto usado. Sentirás mayor confianza al tomar decisiones.

4. Exige la documentación adecuada

Si todo está en orden y deseas comprar el vehículo, necesitas los documentos apropiados para colocar el auto a tu nombre. Si lo adquieres en una concesionaria, exige la factura. En cambio, si estás comprando a un particular, solicita el documento de compra-venta.

También vas a necesitar realizar el registro de vehículos motorizados. Para ello requieres del documento de identidad de ambos, la revisión técnica y el permiso de circulación. Así como el certificado de inscripción y anotaciones vigentes, el padrón del vehículo y el informe de multas impagas.

Estas recomendaciones te ayudarán a resolver cómo saber si un auto es robado para que puedas evitar estafas.