14 junio 2024 · 3 minutos de lectura

¿Cómo debe ser el mantenimiento de vehículos de carga?

Todo auto necesita un mantenimiento regular para evitar daños mayores y alargar su vida útil. Pero en los vehículos de carga esta cuestión es vital. Si les realizas las inspecciones y cuidados de rutina que requieren, garantizas los estándares de seguridad y normativas del área de transporte, así como una operatividad confiable. 

Además, el mantenimiento de camiones de carga cuida tu bolsillo. Por un lado, evita reparaciones mayores que pueden ser realmente costosas; por el otro, extiendes la vida útil de los vehículos y prolongas el momento de sacarlos de circulación.

Asegura un buen funcionamiento con una revisión preventiva de vehículos de carga

Junto a las buenas prácticas de conducción, las revisiones preventivas hacen parte de las acciones que puedes realizar para mantener productivos tus vehículos de transporte de carga. Algunos de los componentes más importantes a la hora de inspeccionar y corregir para la seguridad y el funcionamiento general de los vehículos, son:

Sistema de frenos

Al margen del cargamento, la velocidad y las condiciones de la carretera, el frenado debe realizarse de manera estable y confiable, así como en el menor tiempo y distancia posible. Para que esto suceda, el sistema de frenos debe permanecer en perfectas condiciones.

En las inspecciones preventivas se verifica el estado general de los sistemas de frenos de servicio, estacionamiento y emergencia. Si se encuentra alguna anomalía (desgaste, grietas, corrosión, etc.), se corrige reemplazando las piezas. Además, se saca el aire de las mangueras y se cambia el líquido de frenos. 

Neumáticos 

Por lo general, la rotación, alineación y balanceo se realiza cada 30.000 kilómetros, pero en las operaciones de mantenimiento de camiones de carga también se revisa el estado de los neumáticos. Si ya han cumplido su vida útil, se reemplazan de una vez. 

Ten presente que los fabricantes de neumáticos recomiendan un kilometraje para reemplazarlos, pero en los vehículos de carga este puede variar en función de los pesos transportados, la cantidad de llantas y de ejes, la frecuencia de uso cargado y hasta la temperatura. Por eso es fundamental que realices inspecciones periódicas. 

Motor

En este punto, los expertos hacen pruebas de funcionamiento e inspeccionan componentes clave para el rendimiento del motor, como correas, mangueras y empaques. Las que muestren signos de desgaste o daños se reemplazan (la correa de distribución también se cambia cada cierto kilometraje). 

Además, hacen una revisión en busca de fugas de aceite, ruidos extraños y vibraciones anormales. Por otra parte, se verifica la compresión, el consumo de combustible, del aceite y la temperatura a la que está trabajando (el sobrecalentamiento es muy peligroso). 

Líquidos y fluidos 

Esta es una de las inspecciones que los operarios de vehículos de transporte de carga deberían realizar antes de emprender cada ruta. Sin embargo, en las revisiones preventivas se vuelven a verificar los niveles y estado del aceite, del refrigerante y demás líquidos y fluidos.  

Si se cambia el aceite también se reemplaza el filtro del aceite, que es el que se encarga de recoger las impurezas relacionadas con el desgaste del motor. 

Suspensión

Las suspensiones de los vehículos de carga son diseñadas con exhaustivos trabajos de ingeniería que tienen en cuenta las toneladas que van a transportar, la distribución del peso entre ejes y la altura, pero eso no evita que sufran desgaste en cada ruta. Es necesario revisarlas en cada inspección, ya que de su correcto funcionamiento dependen la estabilidad y buen comportamiento en las curvas. 

Carrocería 

Después de ajustar el corazón de tu vehículo de carga, se procede a la parte externa. Esto consiste en una buena limpieza, aplicación de cera protectora antirayones y luz UV para las latas, además de tratamientos anticorrosión en áreas propensas a la oxidación, como aquellas expuestas a la humedad de la carretera. 


Realiza la revisión preventiva de vehículos de carga en Derco Center

Tus vehículos de carga están diseñados para realizar grandes esfuerzos y soportar largas jornadas de trabajo, pero estas mismas características son las que hacen imprescindible el mantenimiento preventivo de forma periódica.

Para mantener tu vehículo de carga en buen estado, podrás solicitar su revisión y obtener un diagnóstico detallado en los centros de servicio de Derco Center. Allí encontrarás personal altamente capacitado, repuestos originales y paquetes de mantención que incluyen las inspecciones anteriores y muchas más.