Precauciones al conducir: punto ciego al manejar

¿Cuántas veces te has cambiado de carril sin notar que tenías otro auto a tu costado a pesar de haber utilizado los retrovisores? Esto puede deberse a que los vehículos a tu alrededor pudieron entrar en el “punto ciego al manejar”. Pero descuida, en este artículo aprenderás qué precauciones debes tener al conducir, para evitar accidentes.

Qué es el punto ciego

El punto ciego es el espacio o área a los lados del auto donde no tienes visibilidad. Esto es debido a que los espejos retrovisores no alcanzan a dártela, posiblemente porque no se encuentren posicionados en el ángulo correcto. No obstante, tener una visión amplia de tu alrededor también depende del tamaño de los retrovisores. Aunque podrían variar de acuerdo con el modelo del auto, un punto ciego al manejar se encuentra generalmente entre el pilar que separa la ventana y el limpiaparabrisas. Es allí donde el conductor pierde la imagen de lo que sucede cerca. Lo mismo ocurre en los costados traseros, donde también se reduce el campo del conductor. Por ello, el espejo debe estar ajustado de manera tal que permita tener la visión más amplia posible.

Cómo evitar el punto ciego al manejar

Según la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset) de Chile, más de 1.500 personas fallecieron en accidentes de tránsito en 2019. Asimismo, según datos de una investigación en Estados Unidos, se producen más de 800.000 accidentes anuales relacionados con los puntos ciegos. Es decir, la falta de visibilidad puede ocasionar incidentes fatales. Por esta razón, es importante que sigas estas recomendaciones y tengas ciertas precauciones al conducir:
  1. Ajusta adecuadamente tus retrovisores. El espejo central debe apuntar fijamente al vidrio trasero del vehículo y los laterales deben estar direccionados hacia las esquinas, mostrándote lo menos posible el reflejo de tu propio auto. Recuerda, además, que cada conductor los debe acomodar a su medida.
  2. Si consideras que es necesario, gira tu cabeza cuidadosamente para verificar que no haya ningún auto alrededor antes de cambiar de carril. No olvides que mantener tus ojos sobre la vía es una de las precauciones al conducir más importantes.
  3. Acostúmbrate a utilizar los retrovisores con regularidad. Estos son tus mejores aliados. Imagina que son un par de ojos adicionales. Debes procurar usarlos durante todo el recorrido y no únicamente cuando vayas a cambiarte de carril.
  4. Mantén limpios los vidrios de tu auto y los cristales de los espejos retrovisores. De esta manera nada podrá obstruir tu visión.

Recursos para ampliar el campo visual

Si crees que necesitas una mejor visión, puedes recurrir a la instalación de espejos convexos. En ocasiones, estos son capaces de proporcionarte una visión más dilatada de tu entorno. También, puedes apoyarte en algunos recursos como los sensores de retroceso. Aunque este no sea un recurso que precisamente te ayude a ampliar el campo visual, resulta de gran utilidad. Diversos fabricantes de autos han incorporado estos sistemas de detección que miden el espacio entre tu auto y determinado elemento. El sonido que emiten mientras te acercas al objeto, es una alternativa que puede darte precisión al estacionarte. Definitivamente, tener una visión integral de lo que está ocurriendo a tu alrededor mientras conduces, es esencial para evitar el punto ciego al manejar. Esto te permite garantizar tu seguridad y la de tus acompañantes, que es lo más importante.
ver terminos legales
Al navegar en este sitio aceptas las cookies que utilizamos para mejorar tu experiencia. Mas informaciónEntendido