¿Se pueden ajustar los frenos de disco del automóvil?

¿Sabes si los frenos de disco se pueden ajustar? Conoce todo lo necesario acerca del funcionamiento de este importante componente de tu auto.
Se pueden ajustar los frenos de disco del automóvil

En términos de seguridad automovilística, el sistema de frenado es uno de los componentes más importantes. Los frenos deben funcionar de manera eficaz y predecible siempre y en todas las circunstancias. Por lo tanto, señalan los expertos, tienen que presentar un nivel estable de fricción, en cualquier condición de temperatura, humedad y salinidad del entorno.

De ahí que sea prudente que los mantengas en perfectas condiciones y los lleves periódicamente a revisiones. Ahora bien, ¿sabes cómo ajustar frenos de disco de tu auto? Antes de entrar en la materia, lo primero es saber si es posible hacerlo y, a continuación, te lo contamos.

Cómo ajustar frenos de disco: ¿es posible?

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de pensar en ajustar frenos de disco automóvil, es que en los modelos actuales no es necesario realizar este procedimiento.

En los frenos de disco, las pastillas permanecen en contacto con los mismos, por lo que nunca se genera distancia entre las dos superficies. Esta posición es producida por una presión residual de la bomba que obliga a que las caras se rocen de forma continua y ligera. Así las cosas, debido a esta leve fricción -aparte de generar calor- el pedal permanece con la misma distancia y firmeza de operación.

Por eso, ante cualquier situación donde te digan que es necesario ajustar frenos de disco automóvil, puedes decir con seguridad que no hace falta hacerlo. Los que en ocasiones requieren este procedimiento son los frenos de las ruedas traseras –usualmente de tambor-, aunque la mayoría también tienen ajuste automático.

A lo que sí debes prestarle atención es a la liberación del pistón del disco de freno, pues este sí corre el riesgo de atascarse.

Para ello, sigue este procedimiento:

  1. Levanta la rueda y gírala impulsándola con las manos. Debería hacerlo fácilmente, sin que tengas que forzarla.
  2. Pídele a alguien que presione suavemente el pedal del freno. La rueda debería detenerse al instante.
  3. Si la rueda no se detiene, tienes que retirarla y mirar las pastillas de freno. Si ves una brecha entre una o ambas pastillas y la superficie del disco, quiere decir que el pistón está atascado.
  4. La única solución para un pistón atascado es desmontar y limpiar la unidad. Un trabajo que, por supuesto, es mejor dejarlo en manos de expertos o servicios autorizados por la marca.

Otro caso en que pudiera presentarse la falta o exceso de contacto en la pastilla es cuando tu auto está equipado con pinzas de movimiento. Aquí, los pistones se encuentran a un lado de la pinza, la que ejerce un poco de movimiento para mantener equilibrada la presión de la pastilla. La corrosión y la suciedad pueden causar la acción de pegado. Para solucionar el problema, solo tienes que limpiar todas las piezas móviles externas y aplicar lubricante.

Ahora sabes lo necesario sobre cómo ajustar frenos de disco y la inexistente necesidad de hacerloSin embargo, recuerda que la durabilidad de los frenos delanteros es de entre 30.000 y 45.000 kilómetros, y la de los traseros –que soportan menos esfuerzo en las frenadas- llega a los 60.000.

En todo caso, lo más recomendable es que siempre acudas a centros especializados y autorizados por la marca, donde la ética y el buen servicio son prioridades. El sistema de frenos es fundamental para tu seguridad y no puedes dejarlo en manos de cualquiera.