¿Qué significa el color del humo de tu auto?

Jueves 09 de Mayo 2019
El humo de tu auto es un indicador clave de su funcionamiento: conoce qué significan sus distintos colores para mantenerlo en óptimas condiciones.
Qué significa el humo del auto

El tubo de escape es una de las piezas con mayor vida útil de un automóvil. Gracias a esta herramienta, los gases generados durante la combustión del motor son expulsados, lo que provoca que funcione de manera eficiente, genere menos ruido y contaminación.

Sin embargo, dadas las altas temperaturas a las que este sistema se ve sometido constantemente, es común que se generen pequeños desperfectos en alguno de sus componentes, haciendo que el humo producido adquiera diversas tonalidades.

¿Qué significa cada color del humo?

Por esta razón, es necesario que sepas identificar las causas de los colores más frecuentes que puede tener y las acciones que debes tomar:

  • Humo blanco

Cuando hace mucho frío o el vehículo ha pasado la noche a la intemperie, es normal que el agua en el interior se condense y que al hacer andar el motor –independiente si usa gasolina o diésel-, esta se evapore evacuando humo de color blanco al comienzo de la puesta en marcha.

Cuando el humo blanco es espeso y persiste durante la marcha, es indicativo de problemas en el sistema de refrigeración -como por ejemplo la quema del líquido refrigerante-, o de problemas en el sistema de inyección de diésel.

En este caso, lo mejor es acudir cuanto antes a un taller mecánico.

  • Humo azul

Tanto en motores diésel como a gasolina, el humo azul se caracteriza por tener un fuerte olor a aceite tostado o quemado.

Esto se debe a que –por diversas razones-, está entrando aceite a la cámara de combustión. Algunas de las causas de este desperfecto pueden ser la antigüedad del motor, el uso de un aceite no apropiado, fallas en el pistón o válvulas.

En ambos casos, es necesario acudir a un taller mecánico para determinar la magnitud de la fuga. Si ésta es menor, bastará con revisar constantemente los niveles de aceite.

  • Humo gris

El humo de este color puede indicar distintos tipos de desperfectos con distintos niveles de gravedad. Por esta razón es importante prestarle atención y llevar el vehículo a revisión en caso de que sea muy persistente.

Algunas de las causas podrían ser quema de combustible, quema de líquido de transmisión, fallas en el sistema de aire -como por ejemplo falta de aire en los cilindros o un filtro muy sucio-, o bien fallas en el sistema de inyección.

  • Humo negro

Como en el caso anterior, el humo negro o gris oscuro puede ser indicativo de múltiples tipos de fallas. Sin embargo, es importante prestarle atención porque este tipo de desperfecto no es común en los motores modernos con inyección y catalizador.

Comúnmente, se produce por un exceso de combustible en la mezcla que hace funcionar el vehículo. O bien, en el caso de los automóviles que circulan todo el tiempo por la ciudad por un exceso de hollín en el filtro de aire.

En el caso de los automóviles que utilizan diésel, el humo de este color puede ser relativamente común al acelerar a fondo debido al exceso de carburante, falta de oxígeno o mala pulverización de los inyectores.

Consideraciones importantes

La mayoría de los cambios en la coloración del humo que sale por el tubo de escape se deben a pequeños desperfectos en alguno de los componentes del sistema de expulsión de gases.

Esto se debe a que este es uno de los sistemas más resistentes que componen un automóvil. De hecho, se estima que su vida útil es de aproximadamente 130 mil kilómetros.

A pesar de lo anterior, es importante estar atentos a dichos cambios porque el que no identifiques a tiempo el origen del problema puede desencadenar consecuencias de gravedad y altos costos de reparación.

Para efectos de prevención y diagnóstico, puedes reservar una hora en nuestro servicio de mantención que cuenta con profesionales capacitados para entregarle el mejor cuidado a tu vehículo.